Actualidad

Cultivando empresas

UNA CLASE EN EL HUERTO

La tierra tiembla de nuevo bajo los pies. Palas, guantes, azadas, una buena carretilla y decenas de manos de todas las edades, de todos los cursos; de todas las etapa, agitan sin miramiento los bancales… Grandes, medianos, pequeños; todos se afanan, hora tras hora, en sacar partido a su rol de hortelanos… El área de cultivo a la que se ‘asoman’ las tímidas notas que van cayendo desde la clase de música, a tan sólo unos metros, empieza a cobrar vida… La primavera y el verano fueron abundantes; pero la mejor cosecha está por llegar.

Este curso, el Agroaula será el banco de pruebas para la experimentación didáctica y la capacidad investigadora de los niños y jóvenes, un espacio donde tomar el pulso creativo a nuestros estudiantes a través de sus iniciativas de emprendimiento; un proyecto transversal e interdisciplinar de conocimiento en el que tendrán cabida las ciencias y las letras, la lengua y las matemáticas, los idiomas y el arte; la innovación y la solidaridad; el trabajo en equipo y la acción colaborativa… Hablamos de elevar a la máxima categoría el concepto de ‘aprender haciendo’ en un equipamiento que trasciende con creces la categoría de huerto.

El terreno, como no puede ser de otra forma, servirá para cultivar, claro está; pero las tareas agropecuarias serán un nuevo camino hacía el conocimiento, una vía para la asimilación de competencias básicas y un escenario en el que ensayar modelos de aprendizaje que están en la base del propio funcionamiento de la sociedad en la que vivimos.

En este sentido, una de las visiones más potentes es la que convertirá al Agroaula en un auténtico vivero de empresas ‘junior’ donde los estudiantes del centro tendrán la oportunidad de conocer, practicar y desarrollar los principios de emprendimiento.

Tutorizados por sus docentes y por los responsables del área de Emprendimiento, alumnos de diferentes etapas y ciclos se organizan ya en torno a tres grandes compañías que, con sus respectivos departamentos de Administración, Recursos Humanos, Marketing, Gestión, Logística, etc…; se dedicarán a la producción, comercialización y venta de determinados productos –desde hortalizas hasta plantas aromáticas-, cosechados en este singular espacio agrícola.

Verduras ecológicas, productos gourmet, hierbas medicinales… Sembrar, cuidar y recoger tan sólo será una parte del ciclo… A partir de enero habrá que articular los mecanismos para procesar, distribuir, publicitar y encontrar huecos de mercado… Este año, la aventura comienza donde acaba la propia cosecha.

I+D

El papel del área de Ciencias, en su aspecto biológico, volverá a ser notable en las actuaciones relacionadas con el huerto. Nuestro profesor José J. Reina, que ha desarrollado una importante labor investigadora en el IHSM –Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea- La Mayora estudiará con los alumnos iniciativas de optimización en la producción al estilo de las acciones de I+D que se implementan en empresas del sector. Por otro lado, volveremos a contar con el apoyo, asesoramiento y supervisión de los profesionales de la ‘spin off’ de la Universidad de Málaga Huertum, que trabajarán codo con codo con los miembros del equipo docente del colegio.

Cultivando empresas