Actualidad

Graduaciones El Pinar 15/16

El largo viaje a Ítaca que arrancó en El Pinar

“Cuando emprendas tu viaje a Ítaca, pide que el camino sea largo, lleno de aventuras, lleno de experiencias”. Estas sabias palabras del poeta griego Cavafis, apoyadas por la no menos sabia cita de Cervantes en El Quijote: “Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro”; sirvieron el pasado 26 de mayo como pistoletazo de salida a las Graduaciones de etapa del curso 15/16; una serie de actos que se iniciaron con la despedida a la XV promoción de alumnos de 2º de Bachillerato del Colegio El Pinar, una institución académica renovada de la que este año salen 33 jóvenes para los que comienza una nueva vida más allá del centro en el que han pasado tantos años.

La emotiva cita, celebrada en el marco del complejo Palo Verde de Alhaurín de la Torre y en la que estuvieron presentes decenas de padres y familiares de los graduados, se desarrolló en un extraordinario y cercano ambiente; en el que la alegría por los éxitos cosechados se confundió con la nostalgia de un equipo docente encabezado por la directora María José Salom y por la tutora del grupo y profesora de Lengua y Literatura Aurora Rodríguez.

Ambas prefirieron cerrar el acto con “un hasta luego”; “pues ya formáis parte para siempre de esta gran familia y aquí tendréis vuestra casa”, añadió la directora, quien presidió la velada junto a los profesores que han acompañado durante todo el año a unos estudiantes que “arriban a un puerto que ahora les conducirá por nuevos caminos”, como aseguró la emocionada tutora en otro de los momentos del discurso.

Tomaron la palabra en representación de sus compañeros Manu Carmona, Beatriz Tovar, Antonio Molina y Laura Payá, esta última Matricula de Honor del Centro, junto a Silvia Tejón, dos alumnas brillantes que además son becarias de la propia institución académica.

Los estudiantes, como suele ser habitual, ofrecieron su particular y desenfadada visión de este intenso año, entrando una y otra vez en la anécdota y en los momentos más distendidos de clase; haciendo especial hincapié en las maneras, actitudes y ‘magistrales fórmulas’ de sus profesores, a los que terminaron agradeciendo su labor, “pese a que durante muchos momentos nos hayáis pedido tanto”, aseguraron.

El acto de Graduación de la Promoción 15/16 de Bachillerato sirvió de pistoletazo de salida para las siguientes citas de despedida de etapa del resto de alumnos. De esta forma, en la semana posterior al adiós de los mayores, el equipo de Educación Infantil del colegio, comandado por la tutora del Tercer Curso Rocío Gómez, se despidió de sus 23 pequeños que el año que viene se encontrarán con nuevos retos e ilusiones en el primer curso de Primaria.

A esta fiesta siguió la de los niños y niñas del Sexto curso de Primaria, que tuvo lugar en los primeros días de junio; y a los que arropó en un emotivo, cercano e intenso acto, con palabras que llegaron al corazón de cada uno de sus pupilos, su tutor; Luis Miguel Moreno, también acompañado, cómo no, por la directiva de la institución, el gerente y el propio equipo docente de dicha etapa. Fue una velada mágica en la que los 29 estudiantes que pasan a Secundaria a duras penas pudieron contener las lágrimas.

El punto y final a este intenso mes de graduaciones en el Colegio El Pinar lo pusieron el pasado viernes los alumnos del cuarto curso de Secundaria que encaran con ilusión y optimismo su transición al último tramo de las Enseñanzas Medias –Bachillerato en unos casos; Ciclos Formativos en otros-. Ocurrió en otra noche especial en la que esta veintena de estudiantes, que en breve se embarcarán en la aventura del viaje de final de etapa, no pararon de hacer guiños a sus profesores y especialmente a la persona con la que más horas, penas y alegrías han compartido; su tutor Francisco Javier López.

Graduaciones El Pinar 15/16