Actualidad

‘Solecito’, la estrella de los alimentos

En el colegio El Pinar el Universo es, literalmente, ese espacio infinito –más allá de las aulas- en el que todo es posible. Pues bien, en su particular proyecto hacia el #Cosmos, los pequeños de nuestra etapa de Infantil han contado hoy con una visita de lo más inesperada e inusual. Ha sido una de esas grandes y gratas sorpresas con las que en contadas ocasiones nos obsequia la providencia… Una #estrella muy singular ha descendido desde el firmamento para arrojar #luz sobre los hábitos que debemos observar y mantener cuando estamos en la mesa…

#‘Solecito’ es nuestro astro de los alimentos, un ‘gurú espacial’ de las buenas costumbres y las acciones de vida saludable que nos ha sido enviado desde una constelación muy lejana con un claro objetivo: Enseñarnos qué cosas debemos hacer o qué otras evitar para que nuestra estancia en el comedor se convierta en toda una #experiencia #galáctica…

Aprovechando que el pasado fin de semana celebramos el ‘Día Mundial del #lavado de #manos’, este luminoso y vitamínico sol, que nos acompañará con sus valiosísimos consejos hasta el final de curso, ha recordado hoy en el patio de Infantil la importancia de la buena higiene en la mesa… Con un radiante tutorial, que ha incluido canciones y juegos, mostró a todos los presentes cómo usar el jabón o la forma correcta de manejar las servilletas…

La visita de ‘Solecito’ ha servido de arranque al programa #Educar en la #Mesa, una iniciativa del servicio de Comedor del colegio El Pinar que, como en años anteriores, busca inculcar a nuestros alumnos –especialmente a los pequeños de la etapa de Infantil y Primaria– hábitos de correcto comportamiento en las comidas.

La visión del centro como espacio abierto a la interacción cooperativa entre estudiantes, así como el método de trabajo constructivista que desarrollamos, nos lleva a una concepción singular de los espacios docentes. Bajo este prisma, cada rincón de nuestras instalaciones se convierte en toda una oportunidad para el trabajo didáctico con los pequeños. Hablamos de un planteamiento en el que tanto el comedor, como el propio personal asociado a él, adquieren un rol fundamental en la vida académica de la institución. Se convierten en verdaderos recursos al servicio de la comunidad educativa de los que extraer un conocimiento complementario al que se deriva de los saberes intrínsecos a los de las materias del currículo en vigor.

‘Solecito’, la estrella de los alimentos