Actualidad

Solidaridad bilingüe para Idaira

Los alumnos de El Pinar aprenden Educación para la Ciudadanía con una campaña de apoyo a la niña Idaira

Jóvenes del tercer curso de Secundaria elaboran un plan plurilingüe para implicar a estudiantes y familias de todos los países con representación en el centro en la recaudación de fondos con los que apoyar el tratamiento de la pequeña del Arroyo de la Miel, afectada por Atrofia Muscular Espinal (AME)

La solidaridad, “que es la ternura de los pueblos” –en palabras de Gioconda Belli-, tampoco entiende de idiomas. Los alumnos de El Pinar, entre los que se encuentran jóvenes procedentes de nacionalidades de medio mundo, han tomado al pie de la letra la cita de la poetisa nicaragüense y han ideado una singular campaña con la que se proponen recaudar fondos destinados a la pequeña Idaira, afectada por AME. Se trata de un plan que, diseñado en modo bilingüe, busca implicar desde ahora y hasta final de curso a compañeros y familias de todas las etapas educativas en la recogida de tapones con los que donar recursos para apoyar los caros tratamientos de la niña de Arroyo de la Miel, que padece una enfermedad catalogada como rara y cuyo seguimiento lleva el hospital San Joan de Deus de Barcelona; a través del propio Materno de Málaga.

El proyecto, encabezado por el profesor Antonio Santiago, supone un re-enfoque empírico y desde el concepto de ‘aprender haciendo’, de la asignatura Educación para la Ciudadanía. En este contexto, los chavales de 3º de ESO han trabajado durante varias semanas en el diseño de una campaña de difusión interna para convencer al resto de sus compañeros de la importancia de la iniciativa; un plan que también conlleva un apartado divulgativo adaptado a cada grupo de edad para dar a conocer la enfermedad de la pequeña y la conveniencia de las actuaciones a ejecutar hasta final de curso.

El plan, que también ha contemplado en su apartado teórico una fase de elaboración de cartas dirigidas a la familia de Idaira –en total, más de 30 redactadas en inglés y español-, ha requerido de un enorme despliegue de creatividad por parte de los jóvenes, que han tenido que diseñar carteles y señalética en varios idiomas para que todos sus colegas y, especialmente los más pequeños, puedan entender el alcance del proyecto y llevar la información a casa. Estos soportes gráficos servirán a su vez para indicar las zonas del colegio en las que se deben dejar los tapones, los tipos de plásticos admitidos, días de recogida, almacenamiento, precios, etc…

La iniciativa de apoyo a Idaira, que lleva al terreno de la realidad las competencias que deben adquirir los estudiantes en el marco de esta materia, permite a los menores una toma de conciencia real sobre el problema de las enfermedades raras y el papel que la sociedad debe jugar en el acompañamiento de las familias que viven en primera persona estas circunstancias.

Solidaridad bilingüe para Idaira