Actualidad

Una clase en el Universo

La nave del conocimiento; historia de un proyecto constructivista

Decenas de astronautas, una nave con sus códigos de funcionamiento y paneles de instrumentos, gravedad cero… Frente a nosotros, cañones de propulsión a chorro que empujan hacía el infinito la creatividad, el ingenio, la imaginación y el trabajo en equipo de un conjunto de pequeñas y grandes mentes que el destino de la Galaxia ha unido en torno a un grandioso proyecto: Construir todos los conocimientos que marca el currículo de Infantil –desde Lenguaje y Comunicación hasta Matemáticas o Autonomía Personal- con una iniciativa interdisciplinar y cooperativa cuyo marco de desarrollo es nada menos que el propio Universo.

Un reto, sin duda, apasionante el de los alumnos y docentes de la etapa inicial de nuestro cole, quienes no han tenido reparos a la hora de embarcarse en sus cohetes para dar una vuelta al Espacio Exterior que les está sirviendo para aprender y enseñar Arte, Motricidad, English and Phonics, Nuevas Tecnologías, Physical Education, Música, Science, Robótica o Arte, entre otros saberes de esta particular nave del conocimiento en la que se ha convertido el módulo de Infantil del centro.

Con la mirada puesta en el ‘aprender haciendo’ como filosofía de trabajo, este particular y singular proyecto constructivista está llevando a los pequeños de 3 a 5 años a los confines del Sistema Solar en un recorrido único en el que lo verdaderamente importante es la travesía, que es nada más y nada menos que su particular fuente del saber. Se trata de un itinerario en el que todo es posible y donde todo sucede; una ruta cósmica cargada de sorpresas, experimentos, diseño de planetas, meteoritos, cinturones de asteroides, cúmulos de estrellas y todo aquello que la imaginación de un niño es capaz de concebir a través de las manos de un maestro.

Con dibujos y actividades temáticas –como la velada de observación astronómica que tendrá lugar el primer viernes de diciembre-, con lecturas y vídeos singulares, con lecciones y talleres magistrales de modelado de astros en arcilla, de elaboración de fluidos galácticos –Galaxy Scime- o de recreación sobre hielo de los fríos mundos de Urano, entre otros ingenios pedagógicos; los miembros del equipo docente del área han planteado un onírico marco de trabajo en el que, desde hace dos meses y hasta final de curso, desarrollarán todas competencias curriculares de la etapa y, desde luego, de una forma que a nadie está dejando indiferente.

Una clase en el Universo