Actualidad

Los ‘crack’ de El Pinar


Cromos para todos

Un cuadernillo adhesivo al estilo ‘Panini’, decenas de niños y niñas correteando, sobres en mano, y por delante media hora frenética en la que el tiempo parece estirarse hasta el infinito para dar cabida a trueques imposibles en busca de la estampilla más codiciada. En el horizonte y por grupos; dos centenares de escolares perfectamente organizados agachan la cabeza sobre el álbum más maravilloso jamás visto. Al menos para ellos.

Esta es la radiografía de la última semana en los recreos de El Pinar; una auténtica revolución que ha llegado a los patios del cole en forma de proyecto constructivista revestido de libro de cromos. La iniciativa, que supone toda una vuelta de tuerca a los modelos de aprendizaje convencional, llega cargada de sentido y conocimiento. Enmarcado en una iniciativa de trabajo cooperativo más amplia, el cuadernillo es una herramienta al servicio del estudio de las materias curriculares –Matemáticas, Lengua, Educación Física, Inglés…-. Sus páginas, un tesoro enfocado a la Educación Emocional de los chavales.

Partiendo del formato de álbum tradicional y aprovechando el tirón ‘adictivo’ del coleccionismo deportivo, alumnos y profesores del Segundo y Tercer Ciclo de Primaria pasan a ser los protagonistas de esta singular iniciativa en la que el reto es encontrar los codiciados adhesivos para completar en el menor tiempo posible este formidable álbum que tiene la virtud de enseñar por una buena causa –el dinero recaudado con la venta de cromos se donará a un equipo de personas con problemas de movilidad- y además hacerlo de una manera mucho más práctica y efectiva que una clase magistral.

En El Pinar, los Messi o Ronaldo han dado paso a verdaderos crack con nombres y apellidos de compañeros de clase con los que además de vivir el día a día de las horas lectivas, también comparten caché deportivo en páginas a todo color. Con el objetivo de fomentar la actividad deportiva en el centro a través de las Ligas Internas, el proyecto también busca incentivar el trabajo en equipo, impulsar el espíritu de pertenencia, la resolución de conflictos entre iguales; y la asunción de responsabilidades y roles entre los alumnos participantes.

En la elaboración del libro, compuesto por 228 pegatinas, se han involucrado todos los miembros del equipo docente, así como los propios niños y niñas del último ciclo de Primaria, que hasta han diseñado el logo. Desde la pasada semana, los escolares tienen otro motivo para amar un recreo que es mucho más que la media hora del bocadillo. Seguimos ‘haciendo’ para aprender y además nos acercamos a nuevas disciplinas físicas como el PinFuVoTe, el ColBol o el Ultimate Frisbee; aunque este es ya el argumento para la siguiente historia.

Los ‘crack’ de El Pinar