Comunicación

UN GRAN PROYECTO


FINALIZA LA II FASE DEL PLAN DE AMPLIACIÓN

El centro crece un 31,9% en superficies de equipamiento en este último año y alcanza los 7.016 metros cuadrados con una intervención de envergadura que se inició a principios del pasado verano. Se cierra así el ambicioso proyecto de mejora y actualización de instalaciones que arrancó hace tres cursos académicos y que ha dotado de una enorme proyección a la institución académica alhaurina

Tras la últimas actuaciones, la comunidad educativa tiene a su disposición más de medio centenar de clases, zonas de trabajo y dependencias para servicios administrativos, además de aula multisensorial, pistas deportivas y espacio de piscina de más de 500 metros cuadrados

Más y mejores medios para alcanzar los estándares de calidad de la Educación que nos viene, un modelo pedagógico más flexible, cercano, dinámico y en el que la polivalencia de los espacios resulta vital. El Colegio El Pinar, que ya cuenta con una de las comunidades educativas de mayor proyección en la provincia de Málaga, acaba de poner el punto y final a la II Fase de su programa de ampliación. Se trata de un proyecto de largo recorrido que se inició hace tres años con la intervención en las zonas de administración y servicios, sala de música, espacios exteriores y bloque docente de Secundaria y Bachillerato y que ha culminado en esta antesala del curso 2019/20 con la puesta en servicio de un Pabellón Deportivo de última generación, aulas multifuncionales de amplitud variable, así como comedor y cocina de Alta Capacidad que, integrados en un único bloque constructivo de 2.338 metros cuadrados y a dos niveles, asoma su fachada al área Sur del Valle del Guadalhorce.

Más allá de la ejecución de este emblemático edificio que va camino de convertirse en el buque insignia de la institución académica alhaurina, el tramo final de esta II Fase de Ampliación ha permitido desarrollar también actuaciones de mejora y puesta en valor de espacios exteriores y zonas comunes, así como en las superficies peatonales que conectan las distintas áreas en las que se divide el colegio y especialmente las que dan entrada a este nuevo bloque.

El comedor, con capacidad para más de medio millar de comensales, ocupa el espacio central de la planta baja del módulo de pabellón. Organizado en torno a él, se distribuyen los espacios de cocina, así como cuatro de las siete aulas modulares que alberga el edificio (200 metros). Las tres restantes se ubican en el nivel superior (158 metros) y también disponen de amplios ventanales con vistas al tramo inicial del Valle del Guadalhorce.

La intervención sobre este conjunto, que delimita el plano superior del complejo educativo, cierra una fase constructiva que se inició el pasado verano con la ampliación de los edificios de Infantil y Primaria y que permitió la creación de más de 1.000 metros cuadrados de espacios lectivos adicionales y la puesta en servicio de nuevas aulas, zonas comunes y patios, un nuevo comedor en la etapa de Infantil, así como una sala multisensorial específica para trabajar pautas de psicomotricidad con los pequeños del centro.

El proyecto general de actuación arrancó en el verano de 2017, cuando se acometieron los trabajos de construcción del complejo deportivo acuático -piscina de 300 metros cuadrados, zonas verdes, módulo de vestuarios y aseos y área perimetral con duchas y elementos para la práctica de la natación- y se inició la transformación del edificio de Secundaria y Bachillerato para duplicar el espacio disponible, habilitando una segunda planta que ahora da cabida a ocho nuevas aulas también de volumen variable y dimensionado modular.

Este conjunto de actuaciones, que han cambiado radicalmente la fisonomía del complejo -siempre respetando su esencia y su singular planteamiento urbanístico organizado alrededor de sus grandes espacios abiertos y zonas verdes-, han convertido a El Pinar en una de las instituciones educativas más modernas de la provincia de Málaga. El recinto colegial, que ocupa una superficie total de 21.000 metros cuadrados en un entorno natural situado a las afueras de Alhaurín de la Torre, a escasa distancia de la capital, la A-7 y el propio Aeropuerto Málaga-Costa del Sol; cuenta en estos momentos y tras las últimas intervenciones con 7.016 metros cuadrados de espacios docentes, deportivos y zonas de trabajo.

UN GRAN PROYECTO
leer todo

CONVOCATORIA EXTRAORDINARIA SEPTIEMBRE

Estimadas familias:

Una vez finalizado el plan lectivo del curso académico 2018/19 que termina este mes de junio, os presentamos el calendario de exámenes de la convocatoria extraordinaria de septiembre que arranca el día 3 y que concluye el día 5. Os dejamos los horarios y detalles en el siguiente planning. Mucha suerte a todos!

CONVOCATORIA EXTRAORDINARIA SEPTIEMBRE
leer todo

El Pinar; a ritmo de JAZZ


DANDO LA NOTA

Los estudiantes de Secundaria del Colegio El Pinar Mario Sánchez -piano- y Jonás Díaz -saxo-, integrantes de la Kid’s Band de Alhaurín de la Torre y talentosos instrumentistas, se estrenan con éxito de la crítica y del público en el I Encuentro Local Kids Band, que tuvo lugar en la Finca Municipal El Portón

“Para nosotros la música es felicidad”. Se puede decir de muchas formas, con decenas de palabras más o tirando de todo tipo de conceptos técnicos, citas bibliográficas o referencias a estudios psicopedagógicos, pero desde luego no de una forma más simple, clara, sintética y evidente. No hay mejor manera de contar la historia que une a los estudiantes de Secundaria Mario Sánchez y Jonás Díaz, compañeros en El Pinar y componentes clave de la Kid’s Band de Alhaurín, que con estas seis palabras. Pianista y saxofonista, respectivamente; su pasión se escribe cada tarde, cada día y en cada concierto, sobre los firmes trazos que marca el pentagrama. En su haber y, pese a su corta edad, cuentan con un bagaje musical más que sobresaliente y, junto a sus compañeros de esta joven banda local, aportan frescura y dinamismo a la cantera ‘jazzista’ andaluza, en la que han logrado ganarse un espacio propio como promesas del género.

Su día a día, más allá de las clases, las tareas académicas y la actividad lectiva en el centro, pasa entre horas de ensayo, muchas vueltas a las listas de reproducción de sus dispositivos electrónicos y algún que otro amago de ‘cover’ a sus referentes y maestros internacionales. Chick Corea, Herbie Hancock o la formación ‘Weather Report’; en el caso de Mario; y Sony Rollins, Paquito D’Rivera o Cannonball Adderley si hablamos de Jonás. “La música me aporta mucho. Lo primero es que me divierte y me genera grandes satisfacciones, pero además te ayuda con la constancia, el equilibrio y te lleva a querer superarte constantemente para tocar cada vez mejor”, asegura Mario Sánchez, quien apenas contaba siete primaveras cuando puso por primera vez las manos sobre un piano. Ahora, ocho años después, cursa Grado Profesional en el Conservatorio de Málaga, al tiempo que compatibiliza estos estudios con la actividad académica en nuestro centro, donde acaba de finalizar la Educación Secundaria Obligatoria.

La formación musical de su compañero Jonás, quien en septiembre arrancará Cuarto de ESO, es menos dilatada, aunque su virtuosismo instrumental no deja de ser sorprendentemente intenso. El joven alumno de El Pinar, que al igual que Mario forma parte también de la Escuela Municipal de Música de Alhaurín de la Torre (EMMDAT), no había tocado un instrumento -“más allá de la flauta que todos teníamos de pequeños”, cuenta entre risas- hasta hace tres años. Fue entonces cuando comenzó a asistir a las sesiones de EMMDAT y cuando se decantó por el saxo. Lo suyo fue un ‘amor’ a primera vista y desde entonces, no ha parado de arrancarle notas al que ya se ha convertido en su fiel compañero de viaje.

Además de en la Kid’s Band, Mario y Jonás forman dúo melódico en el cuarteto surgido en el seno de la banda principal, con el que ya han realizado más de un ‘bolo’ en celebraciones y fiestas; y han protagonizado importantes conciertos, junto al resto de los integrantes del conjunto, en escenarios como ‘El Contenedor Cultural’ de la Universidad de Málaga (UMA), Muelle Uno o eventos organizados por la Fundación ‘El Pimpi’, entre otros. La calidad de la agrupación alhaurina está cada vez más reconocida. No en vano, hace un par de años obtuvieron el tercer premio en el prestigioso Concurso Nacional ‘Ciudad de Talavera’.

El Pinar; a ritmo de JAZZ
leer todo

EMPRENDER POR UNA BUENA CAUSA: APOYO A LA FUNDACIÓN ANDRÉS OLIVARES


BENEFICIO EN FORMA DE VALORES

Matemáticas, Lengua, Idioma, Ciencias Sociales y Naturales; y principios básicos de Emprendimiento. Un proyecto con una fórmula básica, a la que se le han añadido unos cuantos ingredientes complementarios en forma de compromiso, concienciación, solidaridad, valores y acción colaborativa. El resultado: Una iniciativa de trabajo constructivista que, además de servir para trabajar sobradamente y de una forma más que original las materias básicas del plan académico, nos ha permitido apoyar la gran labor social a favor de las familias con menores enfermos de cáncer que desarrolla la Fundación Andrés Olivares en Málaga.

A través de un singular proyecto con fines benéficos, alumnos y equipo docente de Quinto de Primaria han dado un paso más en la forma de abordar los objetivos curriculares de las distintas asignaturas planteando la creación de ‘mini empresas’ con las que han diseñado, elaborado y comercializado distintos tipos de productos y servicios con cuya venta, y en el marco de su plan de negocio, han logrado obtener en este tramo final de curso un beneficio de 400 euros que ha sido donado íntegramente a esta importante ONG malagueña.

Por el camino, además de aprender de qué va eso de los balances, de los gastos e ingresos, de echar muchos números y hacer algunos cálculos -Matemáticas-, de tener que diseñar campañas publicitarias en varios idiomas jugando con las palabras y la gramática -Lengua-, de tener la oportunidad de ver cómo funciona, para qué sirve y cuál es el beneficio medioambiental del reciclaje de productos -Ciencias- y de, por supuesto, trabajar Valores con hechos, los niños y niñas de los tres grupos de Quinto han llegado a la valiosísima conclusión de que “el conocimiento de nada nos sirve si no nos hace más humanos”.

EMPRENDER POR UNA BUENA CAUSA: APOYO A LA FUNDACIÓN ANDRÉS OLIVARES
leer todo

PROYECTO CUIDADORES DEL PLANETA


EL FUTURO DEL PLANETA; EN PEQUEÑAS MANOS

Enseñar, aprender… ¿Por qué? ¿Para qué? No son preguntas al azar; son claves de las que partir para trazar las ideas, temas, motivos y principios sobre los que articular el itinerario formativo que conduce a la consecución de objetivo curriculares concretos. Existen dos formas de acceder a ellos: El camino convencional o la vía alternativa que es la que permite dar una respuesta CREATIVA, INNOVADORA, PARTICIPATIVA, IMAGINATIVA Y DIVERTIDA a las cuestiones formuladas. Dos opciones, dos itinerarios, dos actitudes… El equipo de Infantil ha vuelto a apostar por el segundo en el último tramo del curso académico que acabamos de concluir.

 Las docentes de los alumnos de tres a seis años han añadido frescura a su proyecto de etapa con nuevas variables que han elevado la experiencia educativa a un estadio más rico, variado y completo, conectando a los niños y niñas con temas candentes de la actualidad y de la realidad en la que se desenvuelven. De esta manera y en el contexto del plan constructivista diseñado para que los 170 escolares puedan alcanzar sus objetivos curriculares interactuando con los temas de ‘El Mundo Submarino y Los Océanos’, los pequeños han tenido la oportunidad de tomar conciencia sobre uno de los mayores problemas a los que se enfrenta la vida en el Planeta: La contaminación y sus devastadores efectos particulares sobre los hábitats marinos de la Tierra.

Desaparición de especies, ataques a la flora y fauna oceánica, impactos derivados del vertido incontrolado de plásticos y sus efectos en la cadena trófica… Se trata de una situación que está teniendo consecuencias catastróficas y que debe abordarse desde todos los frentes, especialmente el educativo y, más aún, en los niveles de iniciación previos a las Enseñanzas Obligatorias.

Partiendo de esta premisa, el equipo de Infantil, con la coordinación específica para esta iniciativa de las maestras IANIRE ZULET, MARÍA COSTA y MELISA VILLENA, platearon la elaboración de dos piezas audiovisuales de diferente complejidad y formato que, enmarcadas en el contexto del citado proyecto constructivista (‘El Mundo Submarino y Los Océanos’), han servido para incidir sobre este grave problema desde el punto de vista del desarrollo sostenible, la concienciación y la acción preventiva.

La iniciativa, más allá del ejercicio de creación colaborativa que ha supuesto la construcción de los cortos y todos sus pormenores, ha permitido la interiorización en el alumnado de un mensaje fundamental; el de la fragilidad del ecosistema que nos sostiene y el de la necesidad de intervenir de manera activa para su preservación con pequeños gestos del día a día.

Esta acción se ha ejecutado en el marco del IX Concurso Nacional ‘Cuidemos el Medio Ambiente’ organizado por varias entidades de prestigio, entre ellas la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI). Los pequeños y pequeñas del cole han recibido el título oficioso de ‘Cuidadores del Planeta’ por parte de los promotores de un certamen en el que han participado más de 30.000 menores.

Os dejamos con esta pieza  audiovisual que recoge fragmentos de las obras creadas por los estudiantes, así como declaraciones de sus protagonistas -alumnos, alumnas y profesores-:

-¿Qué os llevó a iniciar este proyecto audiovisual?

Nuestro objetivo principal ha sido crear conciencia en nuestro alumnado sobre la importancia que tiene el reciclaje y la reutilización de materiales plásticos, visualizar los daños que estos materiales provocan en los animales marinos, centrándonos en tortugas (3 años), ballenas (4 años) y osos polares (5 años). También hemos querido que los niños comenzaran a incorporar pequeños cambios en su día a día en pos de la sostenibilidad.

-¿Qué han aprendido los alumnos durante el proceso de elaboración de los cortos?

Han interiorizado los conceptos de Reciclar, Reducir, Rechazar y Reutilizar materiales como los tapones, los yogures, las bolsas, los botes, etc. así como numerosas medidas para ayudar a salvar a los animales marinos. Los niños nos han ido guiando a través de sus ideas y sugerencias en la realización del vídeo final.

-¿Cómo habéis trabajado los contenidos curriculares y qué les ha ayudado a entender la realización de los dos pequeños documentales?

El proyecto que estamos trabajando este año ha incluido el aprendizaje de las distintas criaturas marinas. Por tanto, ha sido una gran oportunidad para enlazar este tema con el daño que causamos a estos animales realizando acciones incorrectas (como tirar plásticos al mar o toallitas al wc). Ha sido increíble ver cómo los niños empatizaban con los animales y se preocupaban por su bienestar como si se tratase de miembros de su familia, haciendo preguntas muy interesantes que nos han inspirado a los docentes a la hora de marcar las líneas de trabajo.

-¿Cómo ha mejorado la práctica su compromiso y nivel de concienciación con el problema de la contaminación?

Son mucho más conscientes sobre la importancia del cuidado al medio, separar la basura para que ésta pueda ser reciclada y otras actuaciones de este tipo. Se interesan más por la limpieza de los mares, así como por lo que pueden hacer para generar menos basura, reciclar, etc.

-Como docentes, ¿qué tenéis que decir sobre el valor didáctico de la práctica?

Ha sido una experiencia muy significativa, creativa y colaborativa. Los alumnos han aprendido mucho más y de manera más profunda al tener la posibilidad de hacer las cosas con sus propias manos e involucrarse en la realización de los vídeos. Además, lo bueno es que se trata de una iniciativa que hemos llevado a cabo de forma muy natural al poder enlazarla con el proyecto anual sobre el que hemos trabajado, ‘Los Océanos’ y ‘El Mundo Submarino’.

FUENTE: Equipo docente de Educación Infantil del Colegio El Pinar.

PROYECTO CUIDADORES DEL PLANETA
leer todo

TEATRO PARA LA HISTORIA


ALAMEDA PRINCIPAL: REPRESENTANDO EL CONOCIMIENTO

Alumnos y equipo docente de Cuarto Curso de ESO del Colegio El Pinar diseñan, guionizan, producen y representan una obra teatral para abordar los acontecimientos que rodearon los conflictos sociales vividos en la Málaga de la Revolución Industrial y que provocaron la huida de la familia Larios de la capital

La iniciativa, representada ante un auditorio de más de un centenar de espectadores en el Centro Cultural Vicente Aleixandre de Alhaurín de la Torre, sirve para poner el broche de oro al proyecto constructivista de aprendizaje cooperativo con el que los estudiantes han estudiado, investigado y aprendido los objetivos curriculares de asignaturas como Historia, Lengua, Arte, Inglés, Educación Física o Ciencias y Biología 

Una obra de teatro para cambiar el mundo, una puesta en escena para abrir las mentes al conocimiento creativo de medio centenar de estudiantes del último curso de la ESO del Colegio El Pinar, una pieza dramatizada de un momento histórico que comenzó a cambiar el enfoque de la sociedad malagueña del Siglo XIX, que transformó la concepción del movimiento obrero y del hecho laboral tal y como lo conocemos hoy en día… Pero, sobre todo, una mirada a la Historia, el temario de Lengua y Literatura, a los objetivos curriculares de Arte, a los contenidos de Inglés, Francés, Alemán o Biología e, incluso, a los de Matemáticas y cómo no, también, a los de Educación Física -materia que ha dado las claves de los movimientos corporales y la posición sobre las tablas del escenario-.

Un teatro que, en definitiva, vuelve a poner a El Pinar a la vanguardia de la Innovación Docente malagueña con un proyecto de trabajo constructivista nunca antes visto, inédito por la forma tan singular, tan original, tan brillante y creativa de resolver el aprendizaje multidisciplinar y coordinado de todas las materias del itinerario académico del curso que cierra la Educación Secundaria Obligatoria.

Bajo el titulo ‘Alameda Principal’, el equipo docente de Enseñanzas Medias de El Pinar -capitaneado magistralmente por el profesor Antonio Santiago, junto a Lucía Morillo y la brillante ejecución técnica en la elaboración de la escenografía del titular de Arte Ignacio Arias-, desarrolló en el tramo final de curso y como final de proyecto constructivista una espectacular pieza dramática que, tras meses de trabajo, de investigación histórica, estudio de personajes, lugares, fechas y situaciones, han dado lugar a un guión original que ha movilizado a medio centenar de estudiantes, profesores de varios departamentos y gran parte de los recursos de la comunidad educativa para llevar a la escena del Centro Cultural Vicente Aleixandre de Alhaurín de la Torre una alegórica ‘performance’, viaje en el tiempo incluido, sobre los hechos que acontecieron en la Málaga Industrial del siglo XIX, que fueron el germen del movimiento obrero andaluz y que posibilitaron la gran transformación en la conciencia del sentimiento de clase que derivó en la lucha por los derechos laborales de los que hoy disfrutamos.

Protagonizada por los alumnos Víctor López y Lydia Almendral, que dan vida a los periodistas Román Sarmiento y Tania Abellán, ‘Alameda Principal’ es una historia de ficción que, vista y contada en modo retrospectivo, nos hace reflexionar sobre las consecuencias de la inacción social en un mundo en el que los derechos laborales no existen.

Partiendo de un siglo XXI inventado y en el que los empleos son completamente precarios y la mano de obra ‘semiesclava’, ambos personajes redactan de sol a sol en las ficticias instalaciones de un periódico propiedad de un editor tirano -Fernando Dávalos- que les hace la vida imposible. En esa situación y en el contexto de una de sus maratonianas jornadas laborales, Sarmiento y Abellán descubren fortuitamente y mientras se afanan en la elaboración de un reportaje sobre el Mundo del Trabajo, que existe una manera de viajar en el tiempo.

Es ahí donde arranca una travesía onírica que les lleva desde el momento actual -mayo de 2019- hasta la Málaga Industrial de 1868, a la factorías de los Heredia y los Larios, a la dura realidad social de sus trabajadores, de familias que viven en la exclusión y en la extrema pobreza, al drama de la explotación infantil y del hambre. Todo ello en contraste con la vida regalada de sus dueños o de personajes como Jorge Loring o Julia y Trinidad Grund. Las escenas se suceden a medida que estos periodistas viajeros del tiempo van tomando nota de lo que allí ocurre, se van entrevistando con todo este elenco de personajes, visitan las fábricas y comienzan a tomar conciencia y a intuir, en una suerte de bucle atemporal, que su realidad futura -el presente del siglo XXI en la obra- es una exacta radiografía de lo que allí están viendo 200 años antes.

Y es justo en ese momento donde tiene lugar la ruptura que es, sin duda, el ‘latemotiv’ de la obra y la clave que la dota de todo su sentido y significación. Desesperados y arrastrados por unas condiciones insoportables y deplorables, los obreros se rebelan, estallan y claman por sus derechos. Se suceden las huelgas, los conflictos, los desordenes y, en definitiva, surge el sentimiento de clase y la lucha que habrá de conducir a la mejora de las condiciones laborales y de ellas, el bienestar del que hoy gozamos.

La representación concluye con el regreso de los jóvenes periodistas en su particular ‘máquina del tiempo’ al momento actual. Con un bagaje vivencial y una información con la que no contaban en sus blocs de notas y ni siquiera imaginaban, vuelven a la redacción del periódico para continuar con su reportaje sobre el ‘Mundo del Trabajo’… ¿Las cosas continúan igual? Eso es lo que parece a simple vista. Sin embargo, se dan cuenta de que todo ha cambiado cuando por la sala aparece un editor -Jaime Fajardo en el papel de Fernando Dávalos– completamente transformado. Se muestra ahora como un jefe cercano, flexible, generoso y comprometido con sus empleados, a los que se aproxima como ‘colega de oficio’, en contraste a la condición de inhumano tirano explotador con la que se descubría en el primer acto y con la que arrancaba la trama.

Concluye así una obra de teatro que es mucho más que el divertimiento de una hora y media dedicada al ocio. ‘Alameda Principal’, que no habría sido posible sin el apoyo del especialista en Artes Escénicas Juan Ángel Guzmán y su grupo interpretativo ‘Entre Comillas’, es el resultado de la intensa labor de todo un año de investigación, estudio, esfuerzo y trabajo coordinado y cooperativo de alumnos y profesores para llevar el estudio de la Historia, la Lengua, los Idiomas, las Artes o las Ciencias a un estadio superior; para dar un significado AUTÉNTICO Y PLENO al concepto de Aprender haciendo y, sin duda, elevarlo a un universo de Creatividad, Originalidad y Singularidad muy notable.

La obra sirve para poner el broche de oro al proyecto constructivista de Cuarto de ESO para el curso 18/19, una iniciativa que responde al epígrafe ‘El mundo del trabajo: del siglo XIX al siglo XXI” y con la que los profesores de los citados grupos buscaban que los estudiantes vivenciaran los “procesos de cambio en el tiempo” que han rodeado al hecho laboral para tejer a través de ellos el proceso de aprendizaje de los objetivos curriculares de las diversas materias -desde Historia, hasta Lengua, pasando por Ciencias, Arte o Idiomas-.

Este trabajo, además, se incluye en un Proyecto de Innovación Educativa para el periodo 2017/2019 en el que el Colegio El Pinar trabaja en colaboración con la Universidad de Málaga, una línea de acción común entre ambas instituciones coordinada por el profesor de la facultad de Turismo de la UMA Francisco Rodríguez Marín.

TEATRO PARA LA HISTORIA
leer todo

FINAL DE CURSO 2018/19: DESPEDIDAS DE ETAPA


LA EDUCACIÓN QUE NOS VIENE

250 alumnos del Colegio El Pinar promocionan de etapa durante un intenso mes de junio en el que padres, profesores y estudiantes de edades comprendidas entre los seis y los 18 años celebran su paso al siguiente tramo académico del itinerario formativo en cuatro eventos, desde Infantil a Bachillerato y Ciclos Formativos, que han congregado a cientos de amigos y familiares

 Las nuevas instalaciones del centro, estrenadas para la ocasión y ubicadas en la parte alta del recinto educativo, sirvieron de escenario para el despliegue de los distintos actos en los que, como viene siendo habitual, no faltaron los discursos, palabras de despedida y recuerdo de docentes, tutores, equipo directivo y alumnos e, incluso, divertidas coreografías de baile y montajes audiovisuales preparados por los niños y jóvenes que dejan atrás sus respectivos niveles

Un prolongado ‘hasta luego’ convertido en ‘adiós’ en el caso de los jóvenes egresados de Bachillerato y Ciclos Formativos. El mes de Junio volvió a dar para mucho en la comunidad educativa del Colegio El Pinar. Un final que también es comienzo. Todo es cuestión de perspectiva. De lo que no hay duda es de que para regresar primero es necesario irse; despedirse, más bien. Y en eso es precisamente en lo que se han convertido estas casi cuatro semanas que han conducido al final del curso 2018/19; en una larga y emotiva despedida. De compañeros, de amigos, de tutores, de profesores y, sobre todo, de horas y horas de clase y proyectos que nos dejan un extraordinario balance en términos de conocimiento; pero también de anécdotas, risas, trabajo en equipo y mucha camaradería. Experiencias, al fin y al cabo. Un año académico que ha culminado con las tradicionales celebraciones de cierre de etapa.

250 alumnos de edades comprendidas entre los 6 y los 18 años -la mayor cifra en las dos décadas de historia de la institución académica alhaurina- han concluido sus niveles de Enseñanzas Obligatorias y Postobligatorias en Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato y Ciclos Formativos. Para los primeros, junio no significa más que un merecido ‘hasta luego’ de sol, agua y playa a la espera de lo que ha de traer Septiembre, un final de verano que vendrá con estreno de etapa. Para los segundos, los egresados de la XX promoción del Colegio El Pinar, tiene una lectura más profunda. Se despiden del centro en el que han crecido y madurado como personas y ciudadanos para dar el salto a las Enseñanzas Universitarias Superiores o, en el caso de los jóvenes de FP, para iniciar su carrera en el mundo laboral o proseguir el itinerario formativo hacia un Grado Superior.

Como viene siendo habitual, los eventos de final de etapa arrancaron con las celebraciones de los pequeños de la comunidad educativa. Los sesenta alumnos de Tercero de Infantil derrocharon simpatía en una fiesta en la que no faltaron los bailes, la música y las palabras menudas de unos niños y niñas que están llamados a ser el relevo generacional de la institución. La directora María José Salom, la Jefa de Estudios de Primaria Mónica Vílchez así como la de Infantil, Adelaida Garrido de los Santos, arroparon a las tutoras de los tres grupos del curso: Rocío Gómez, María José Sánchez y Marina Muñoz. Benjamines y ‘seniors’. Primeros y últimos, ya que la siguiente cita en el calendario de final de curso fue la Graduación de Bachillerato y Ciclos Formativos. Ochenta alumnos de Enseñanzas Postobligatorias que se despidieron de la que ha sido su casa durante estos años no sin antes agradecer todo el cariño y apoyo recibido en los últimos nueve meses de parte de todo el equipo docente, Dirección y Jefatura de Estudios -Mónica Carrera y Pepa García-, junto a Alejandra Jiménez y Aurora Gómez, en representación de Bachiller y Rosa García, Josué Fernández, Lourdes, Virginia, Carmen, Justa y Alejandra, del equipo de FP.

En medio, la emotiva despedida de los niños y niñas de Sexto de Primaria, con una impresionante coreografía que dejó boquiabiertos a los presentes y especialmente a sus tutores Catalina Toledo, José Veiga y Naum Canoura. El cierre oficial al curso 2018/19 lo protagonizaron el casi medio centenar de alumnos de Cuarto Curso de Secundaria que se despidieron, junto a Ignacio Arias, Paqui Torres y el resto de docentes de la etapa, de su andadura por las Enseñanzas Obligatorias.

FINAL DE CURSO 2018/19: DESPEDIDAS DE ETAPA
leer todo

ÉXITO EN SELECTIVIDAD DE LA PROMOCIÓN DE GRADUADOS 2018/19


ESFUERZO COMPARTIDO

Un año de trabajo, esfuerzo, constancia y buen hacer que ha dado sus frutos. Los jóvenes de la promoción de Graduados en Bachillerato 2018/19 del Colegio El Pinar que finalizaron con éxito el presente curso y que optaron por presentarse a la antigua ‘Selectividad’, han  superado, con un más que destacado aporte de excelencia, las pruebas. Todos los estudiantes de nuestro centro que se examinaron la pasada semana en la PEvAU, independientemente de la especialidad elegida, han aprobado de manera holgada, obteniendo en varios casos calificaciones finales en un rango de puntuación entre 12 y 13 -el máximo es 14-.

Este hecho evidencia que los jóvenes han demostrado un nivel más que notable en las distintas especialidades por las que han concurrido a este proceso de acceso a las Enseñanzas Universitarias Superiores. Ciencias Sociales, Humanidades, Salud, Tecnología y los alumnos y alumnas pertenecientes a la Primera Promoción de Bachillerato de Artes que egresa el centro comparten estos días su alegría con los profesores, orientadores y miembros del equipo directivo, docentes y formadores que les han guiado a través de este duro año académico, haciendo las veces de asesores y respaldándoles en todo lo necesario. Enhorabuena a todos!!!!

ÉXITO EN SELECTIVIDAD DE LA PROMOCIÓN DE GRADUADOS 2018/19
leer todo

REFRESCANDO LA EDUCACIÓN FÍSICA


DE LA PISTA A LA PISCINA

El fomento de hábitos de vida saludable es uno de los ejes fundamentales sobre los que pilota el modelo pedagógico del Colegio El Pinar. En este sentido, el desarrollo de iniciativas que estimulen la actividad deportiva, así como de prácticas que redunden en la mejora del bienestar físico e intelectual del alumnado, resultan claves dentro del marco curricular y extracurricular del centro. El abordaje de estas acciones se lleva a cabo de manera transversal, a través del Club Deportivo, pero además con contenidos multidisciplinares incluidos en muchos de los proyectos de trabajo constructivista que implican a los pequeños de las etapas de Infantil, pero especialmente, a los niños y niñas de Primaria y a los jóvenes de Secundaria y Primero de Bachillerato. También en el trabajo de campo de los alumnos de los Ciclos Formativos TECO y TAFAD. Desde la campaña 2017/18, el equipo docente del Departamento de Educación Física cuenta con un escenario disponible en muy pocas instituciones académicas de la región y que ha permitido potenciar y diversificar las sesiones lectivas de la asignatura, posibilitando el despliegue de un programa de enriquecimiento curricular que está ayudando a los alumnos de enseñanzas obligatorias y postobligatorias, incluidas las de FP, a mejorar determinadas competencias, así como a la adquisición de nuevos hábitos, conocimientos y habilidades. Se trata de las instalaciones en las que se aloja la piscina de 300 metros cuadrados que capitaliza la actividad deportiva desde el pasado mes de mayo. Los propios profesores nos trasladan las claves de este trabajo específico en la siguiente entrevista:

-¿Qué os ha aportado a los profesionales del Departamento una instalación acuática como ésta? ¿Qué valoración hacéis de ella?

El centro lleva varios cursos apostando fuertemente por el deporte. No cabe duda de que ha realizado un importante esfuerzo para poder poner a nuestra disposición unas instalaciones de este nivel. Desde el Departamento, lo que hemos hecho es enriquecer el currículum de las etapas de Primaria, Secundaria y Bachillerato aprovechando este nuevo medio. El resultado es que logramos alcanzar más eficazmente los objetivos y criterios de evaluación que la Ley nos propone.

 -¿En qué consiste ese trabajo específico del que habláis?

Bueno, varía según los ciclos. Intentamos adaptarnos lo máximo  posible al curriculum de la asignatura, si bien es verdad que todas las etapas comparten unas sesiones iniciales similares adaptadas a su edad, conocimiento y familiarización con el medio. Dicho esto, habría que concretar lo siguiente:

En Primaria destacamos la propulsión tanto dorsal como ventral, la respiración, el control y sensaciones con el agua con giros, volteos, saltos y juegos cooperativos.

En Secundaria y Bachillerato primamos técnica básica de estilos, desarrollo de la condición física, salvamento acuático y el waterpolo.

-¿Cuál es el ‘feedback’ que os reportan estudiantes y familias?

Bueno, habría que comentar que al principio fue un cambio grande y hubo que resolver algunos factores específicos que tienen que ver con la indumentaria del alumnado, los horarios, factores climatológicos y otros. Dicho esto, la valoración y las sensaciones que nos llegan son bastante positivas. No hay más que ver una clase de Educación Física en el agua y observar cómo los alumnos disfrutan y se divierten, a la vez que adquieren destrezas. Sin duda, estamos en el camino correcto.

-¿Qué obtenemos en estas sesiones más allá de las dinámicas de clase ordinarias en pista?

Creo que podemos hablar de múltiples beneficios:

MOTIVACIÓN: Una nueva instalación, con nuevas actividades y materiales supone un aliciente. Está claro.

CAMBIO DE MEDIO: Al salir de la pista y entrar en el agua aumentamos la riqueza motriz introduciendo no solo más movimiento y actividades si no también dinámicas en planos diferentes debido a la nueva posición (transversal) que el cuerpo adquiere.

AUTONOMÍA PERSONAL: La piscina requiere una mayor autonomía del alumnado. Los estudiantes tienen que ser más responsables, ya que deben cambiar indumentaria, prepararse previamente y cuidar del nuevo material (gorro, gafas, toalla, chanclas…).

AUTOESTIMA: Debido a las singulares características de la ropa que debemos usar, nos tenemos que exponer a los demás tal y como somos. Esto hace que el alumno acepte su cuerpo y el de los demás más allá de las imágenes estereotipadas con las que nos bombardea la publicidad. De igual modo, encontramos casos de niños y niñas a los que no se les da tan bien los deportes y juegos tradicionales y la natación sí, por lo que se convierte en una gran oportunidad para ellos.

-Más allá de lo físico, ¿qué beneficios aporta la natación y la práctica en el agua?

La natación es una actividad aeróbica que mejora nuestra función cerebral. Proporciona beneficios sobre los neurotransmisores que influyen sobre el estado de ánimo y sobre las hormonas. Todos son factores que contribuyen a reducir el nivel de estrés. Sumergirse en una piscina aumenta el flujo de sangre al cerebro un 14%, lo que se traduce en una mejora de la memoria, el estado de ánimo y la claridad mental. No sólo esto, también favorece la regeneración de neuronas en el hipocampo, región cerebral encargada de la memoria y el aprendizaje. Nadar activa simultáneamente los dos hemisferios y los cuatro lóbulos del cerebro, facilitando su comunicación y mejorando nuestra capacidad de aprendizaje. Tanto es así que los niños que nadan desde edades tempranas, desarrollan una mayor coordinación y habilidades visuales-motoras.

FUENTE: Equipo docente del Departamento de Educación Física del Colegio El Pinar. Profesores Luis Miguel Moreno, Jorge Laplana, Alejandro Doblas, Joaquín Morente, Justa Moreno, Josué Fernández, José Luis Cortés y Javier Gutiérrez.

REFRESCANDO LA EDUCACIÓN FÍSICA
leer todo

TIC Y LENGUA; CON EL CINEASTA ALEXIS MORANTE


UNA VIDEOENTREVISTA ‘DE CINE’

Estudió Derecho, pero no era lo suyo. Como tantos otros ‘creativos’, probó y probó. Comunicación, Publicidad… El camino real a veces tarda en aparecer. La del cineasta Alexis Morante es una de esas películas de quiebros y curvas que avanzan, pero no en línea recta. Lo suyo era la cámara, la realización a través de lo visual, la narración de ideas, personajes y escenarios que sólo adquieren forma tras pasar por el objetivo. Es la eterna historia del Arte, del talento creativo, del sueño que nunca se pierde de vista, pero que se va edificando paso a paso. Morante es un hombre hecho a sí mismo, autodidacta, inquieto, curioso, vivo… Su gran oportunidad llegó de la mano de una Beca Talentia, que le brindó la oportunidad de completar un programa de MFA de dos años en cine entre Nueva York y Los Ángeles, donde en estos momentos tiene fijada su residencia.

Autor de obras como ‘Voltereta’, ‘Matador on the road’, ‘Licenciado Cantinas’ o ‘Bla bla bla’, ha sido el largo ‘Camarón: Flamenco y Revolución’, el que le ha dado el espaldarazo definitivo a su carrera y el que le ha proporcionado el aplauso unánime de la crítica. Nominado en la categoría de ‘Mejor Película Documental’ en la última edición -Trigesimotercera- de los prestigiosos ‘Premios Goya’, el director algecireño ha protagonizado una de las más singulares sesiones de trabajo de nuestros alumnos del Bachillerato de Letras en el marco de la materia ‘Tecnologías de la Información y la Comunicación’ (TIC), en combinación con una actividad multidisciplinar en la que también ha intervenido el equipo de Lengua Castellana y Literatura.

Y es que hay maneras y MANERAS con mayúsculas de abordar el contenido de asignaturas como éstas. ¿Quién mejor que uno de los referentes actuales de la creación audiovisual andaluza para hablarnos de cortos, de fotografía, de cine, o de materialización de ideas a través de la cámara? Y ya de camino, por qué no, avanzar en el conocimiento de los géneros periodísticos realizando una entrevista por Videoconferencia con todo el potencial de las herramientas TIC y además teniendo enfrente a un personaje relevante que tanto puede aportarnos…

Con el apoyo y supervisión de las profesoras Miriam Ruiz -TIC- y Esther Chica -Lengua- nuestros estudiantes de Primero de Bachillerato han tendido este curso un puente telemático entre Málaga y Los Ángeles para entrevistarse con el director Alexis Morante… Durante poco más de una hora, los jóvenes tuvieron la oportunidad de conocer todos los detalles de su carrera profesional, de sus inicios en el séptimo arte, de su salto a EEUU, de acercarse a los procesos de ‘creación’ que rodean a la industria del cine y decenas de cuestiones más… Los alumnos Martina Ajuelos, Marta Bleda-Soler y Mateo Morales nos hablan de la experiencia:

TIC Y LENGUA; CON EL CINEASTA ALEXIS MORANTE
leer todo